Mágica, emocionante, femenina… Así es la colección primavera-verano 2020 de Dior

La inteligencia emocional ( y comercial) de Maria Grazia Chiuri ha vuelto a acertar. Hace dos años se hizo con el mensaje feminista más mediático con su print“We should all be feminist” sobre una sencilla camiseta blanca, y ahora se suma a la conversación interplanetaria que clama por la salvación del planeta. En su desfile de primavera-verano 2020 se ha respirado el aire limpio de los bosques y de las flores que, bordadas en delicados tejidos, nos transportan a los jardines que tanto amaba Christian Dior.

El efecto Maria Grazia sigue cosechando éxitos. La etapa de Dior bajo su dirección creativa está siendo la más lucrativa para el grupo LVMH. Según se publicaba esta semana en Bussines of Fashion, la casa de alta costura espera facturar 3.200 millones de euros en 2019, un 25% más que el año anterior gracias a la fórmula Chiuri. La diseñadora combina con precisión la escucha social, el conocimiento del nuevo consumidor joven y de los temas que le preocupan, un compromiso con la mujer moderna y, siempre, el legado de la maison y de sus códigos.

Para esta colección primavera-verano 2020 la inspiración parte de Catherine Dior, la hermana del diseñador; una mujer apasionada que cultivaba flores con la misma pasión que su libertad e independencia. Consciente del poder de sus mensajes Maria Grazia plasma en la escenografía del desfile (de nuevo obra de Alexandre Betak) un mundo mágico que mezcla el ideal de una naturaleza a salvo del hombre y la utopía de un jardín inclusivo.

La colección de aires naturalistas respira armonía en vestidos bordados de motivos florales, shorts y chaquetas propios de estudiantes de botánica, vestidos de fibras naturales, faldas fluidas de lino, estampados batik y tie dye... y la omnipresente silueta Dior. Los accesorios, de nuevo se divisan como los más deseados de la temporada: sombreros de paja desflecados,tote bag con logo, cinturones de cuerda y alpargatas y botas planas (bye bye tacones). Una colección que aspira, sin duda, a incrementar los buenos números de la casa y apuntalarla como la marca de lujo que mejor conecta con el momento.

Celebrities, musas y embajadoras de la casa se dieron cita en el hipódromo Longchamp de París en un día lluvioso que acumuló docenas de coches y de taxis desorientados a los alrededores, en una poco ecológica llegada al desfile más verde de la Dior. Jennifer Lawrence, Karlie Kloss, Monica Bellucci, la gran Isabelle Huppert… todas quisieron acompañar a Maria Grazia y pasearse por su bosque mágico.