Mucho más que sensiblería tanguera

“Desde el Alma” se destaca por su amorosa evocación del ayer musical.

Desde el Alma, el primer espectáculo de música ciudadana presentado por el trío Faubourg Sentimental, se presentó en el espacio Club Teatriz de Mar del Plata. Con una buena convocatoria de público la pasada noche de sábado brindó una serie de valses, milongas y tangos antiguos interpretados por Lucia Calcopietro (voz y textos) , Rubén Echegaray (2º guitarra y producción) y Alejandro Benitez (1º Guitarra y arreglos musicales).

Las canciones suenan ajustadas y no caen la sobreabundancia interpretativa muy común actualmente en el género. Desde el Alma no es una simple evocación al tango sensiblero más bien ambiciona trasladar al espectador a situarse en el ano 1930 en los bailes y reuniones familiares, cosa que por momentos, se logra.

Mientras ingresan los espectadores a la sala previo al show, se acompaña con música de Carlos Gardel que preparando el clima para instalarse imaginariamente en la época. Este acertado recurso, tiene su corolario al finalizar el show y los saludos de los músicos pero esta vez con los acordes del “otro Carlos”, Charly García.

El espectáculo da inicio con la presentación “en off” de un locutor que argumenta “problemas sindicales” por los cuales no pisa el escenario y que vuelve a tener otras dos tácitas intervenciones para dividir climas y segmentos musicales.

Las luces dan inicio a un instrumental de los dos guitarristas con las melodías del vals “desde el Alma” que da nombre al espectáculo y que aparecerá en otros momentos y en el cierre , luego de pasar por temas como “La pulpera de Santa Lucía”, “Canción de Buenos Aires” y hasta una emotiva versión de “Se dice de mí”.

La periodista Lucia Calcopietro que figura en el  programa como “Marilú de Almagro” sorprende con su afinación y con un estilo sutil  y no cae en los vicios en los que actualmente y quizás desde hace 4 décadas, incurren las voces  “engoladas” e impostadas del tango. El guitarrista Ruben Echegaray (“el barba sureño”) brinda un aplomado acompañamiento y se destaca por algunas intervenciones de tono humorísticas y recitando al estilo campero en el tema “Jacinto Chiclana” de Borges y Piazzolla. También es de destacar especialmente las performances del concertista Alejandro Benitez (“el niño andaluz”) quien nos solo hace gala de su virtuosismo en los arreglos durante toda la noche, si no que también deleita con una pieza clásica en solitario (“La Catedral” de Agustín Barrios) a la cual solo queda el aplauso cerrado de la sala.

En líneas generales se vive una buena experiencia sin golpes bajos y el repertorio elegido es imbatible. Sólo le falta a este joven trío un poco más de rodaje en los escenarios para afianzar el concepto y lograr solidez. En eso parece que están Lucia, Ruben y Alejandro.  La oportunidad es el próximo 11 de Mayo en el mítico escenario de “La Botica del Tango”  de la Ciudad Buenos Aires.
Scroll to top